Compartir en familia durante las Fiestas Patrias

Fundación CAP y su programa Aprender en Familia invita a aprovechar estas fiestas patrias para fortalecer los vínculos familiares a través de las tradiciones chilenas, reforzando así la identidad nacional y potenciando la unidad de la familia.

El mes de septiembre es una gran oportunidad para revivir en familia las tradiciones de nuestro país. Los padres pueden aprovechar la instancia para compartir con sus hijos e hijas, acompañándolos en las actividades dieciocheras que realizan en sus respectivos establecimientos educacionales para que todos puedan empaparse de nuestra cultura. Y, por supuesto, aprovechar los días de vacaciones escolares en ese mismo espíritu patrio, como recomienda el programa Aprender en Familia de Fundación CAP.

“Darle a las fiestas patrias un sentido de unidad y valoración por nuestras tradiciones permite que los niños fortalezcan su sentido de pertenencia e identidad, lo que los motivará a interesarse por la historia y cultura de nuestro país y así luego, la podrán compartir con los demás”, explica Claudia Soto, psicóloga de Fundación CAP. Por eso, una buena idea es recorrer los centros históricos de cada ciudad, visitando museos o algún patrimonio cultural.

También como el clima empieza a mejorar una buena idea es hacer panoramas al aire libre. Ir a una plaza o parque y hacer un picnic con los típicos platos chilenos. Llevar empanadas, acompañadas de un pebre y sopaipillas. Y para endulzar la tarde pueden comer un rico mote con huesillo o unos alfajores con manjar, y así los niños podrán conocer y familiarizarse con las comidas típicas, incluso ayudando a prepararlas.

En casa

  • En el propio hogar también es posible compartir entretenidas actividades, las que pueden ser parte de los clásicos asados familiares o con los amigos. Se puede armar una tarde de juegos con grandes y chicos, con el típico “corre corre la guaraca”, elevar volantines, jugar a la gallinita ciega, al corre el anillo, rayuela y aprender a usar el emboque, entre otros juegos chilenos.
  • También decorar al estilo de la mejor fonda con guirnaldas hechas a mano, banderitas pintadas por los niños y remolinos de cartulinas de colores.
  • Hacer en familia concursos de paya, enseñando a los niños y niñas esta forma de expresión verbal tan típica de nuestro país.
  • Y para terminar el día, disfrutar un rato de cuentos en familia, con mitos chilenos como El Caleuche, La Pincoya o el Trauco para los amantes del misterio; Mampato, Condorito o Barrabases para los que prefieren los cómics o “Papelucho Historiador” o la saga de Julito Cabello para los niños que les gustan las novelas.

 

Publicaciones relacionadas